17 oct. 2012

GIN-TONIC


Es temporada de disfrutar de las terrazas que abren estas tardes por las calles del centro y de Sevilla, tiempo de disfrutar de estos días en los que el frío aun nos da una tregua y el calor ya ha dejado de ser sofocante. Y nada mejor para disfrutar de estas tardes de otoño que un buen Gin-Tonic en un lugar como Flores. Este cóctel que debe su fama a la Compañía Británica de las Indias Orientales es actualmente el más de moda, un cóctel tan aparentemente simple pero complejo de dominar.
La tónica, que en sus inicios tenía un mayor porcentaje de quinina, fue descubierta como remedio contra la malaria, pero su sabor era tremendamente amargo. Para remediar esto la ginebra con sus notas de enebro y cítricos se convirtió en la mejor manera de contrarrestar este amargor.
Aunque parezca fácil lograr un gin-tonic de calidad hoy se ha convertido en una tarea nada sencilla, ya que se debe tener en cuenta la copa, el hielo, las proporciones y por supuesto los ingredientes y acompañamientos. Elegir la ginebra o la tónica equivocada puede destruir por completo nuestro gin-tonic.
Es indispensable elegir una ginebra de excelente calidad eligiendo el toque que más nos guste, bien sea más afrutada o las versiones más herbales. Hay un amplio mundo por conocer en el mundo de las ginebras, aunque el clásico sabor a enebro es el que nunca falla.
En cuanto a la tónica también es muy amplio el abanico que poco a poco se ha ido abriendo, destacando entre muchas la tónica Fever Tree, combinación de aromas y sabores naturales tales como aceites esenciales de naranjas amargas, azúcar de caña, agua de manantial y quinina. Te cautivará por su sabor sutil y suave.
Y, si eres de los que la tónica aun no le convence, Fever Tree te ofrece una variada oferta de mixer con los que probar tu gin.
No olvides el acompañamientos, un poco de lima, limón, enebro o si eres de los más sofisticados frutos rojos o pepino. En el mundo del Gin-Tonic aun no está todo descubierto.