14 jun. 2013

El efecto Sumarroca

A la Paz de Dios.

Con esto de las salidas del tiesto que algún advenedizo pseudopolítico catalán hace periódicamente, los que comercializamos productos de aquellas tierras nos encontramos con situaciones que dificultan su venta, sean de la calidad y el precio que sean. Son catalanes y eso es razón suficiente.

Yo nunca lo he entendido, siempre lo he dicho y lo reconozco ahora en este foro. 
En Cataluña, como en todos lados, hay gente “pa to”, como se dice por aquí. Así que ese Efecto Sumarroca del que hablo es precisamente porque parece que esto no le afecta, pues es una casa que produce buenas sensaciones siempre entre los que tratan con ella o toman sus productos. Y creo que, por este orden, esas son las razones por las que triunfan, al menos por estas tierras calurosas del sur de España, esa España que aún engloba (y lo que queda) a la encantadora Cataluña: un equipo humano especial, comandado aquí por el archiconocido Pedro Catalá (que sólo tiene el apellido catalán, pues es medio valenciano y medio andaluz) y allí por excelentes personas como Óscar, Tomás, Miguel, Sandra, etc. y Don Carlos, el alma de la familia Sumarroca; y unos vinos excelentes que, al probarlos, se olvida uno de procedencias ni intereses bananeros. Eso no falla.

Pues bien, este largo preámbulo es para introducir la cata maridada que el pasado miércoles, como anunciamos, celebramos en Flores. Aprovechando la asistencia del padre de las criaturas, Óscar Llombart, enólogo de Bodegas Sumarroca, hicimos acompañar los vinos blancos, tinto y cavas que se probaban con platos de nuestra Nueva Carta de Verano. Y, como supondréis a estas alturas del post, el evento fue todo un homenaje.

Comenzamos con un aromático TEMPS DE FLORS, un vino blanco joven que hicimos acompañar por un excelente JAMON IBERICO DE BELLOTA LAZO RESERVA y la colorida ENSALADILLA DE PATATAS VIOLETAS. De ahí pasamos a probar el siempre agradable SUMARROCA RIESLING con una original ENSALADA DE HABITAS BABY FLORES. Luego, el placer lo trajo el elegante CAVA GRAN BRUT ALLIER, un vino con paso por barrica y elaborado con Chardonnay y Pinot Noir, que regó un TATAKY DE ATUN ROJO DE ALMADRABA que estamos seguros traerá grandes alegrías a nuestros clientes este verano. Como no podía faltar un tinto de esta casa, el elegido fue el renovado SANTA CREU, un crianza multivarietal al que han mejorado ostensiblemente estas últimas añadas. Éste fue maridado con PLUMA IBERICA DE BELLOTA CON CHUTNEY DE FRUTAS, uno de los platos contundentes esta temporada.

Como colofón a un mediodía cargado de sabores y aromas intensos, el reconocido CAVA SUMARROCA BRUT RESERVA enjugó el HELADO DE ACEITE DE OLIVA CON JAMÓN DE BELLOTA CRUJIENTE con el que la Heladería Artesanal La Fiorentina, pasará a ocupar un rinconcito de nuestra oferta para estos meses de calor en nuestra ciudad.
Esta ha sido la segunda entrega de FLORES &…, una serie de Catas-almuerzos que pretenden llevar a nuestros clientes y a los socios del Club del Jamón y el Vino los productos que distribuimos en nuestra provincia para que los disfruten con nosotros.  Y eso hicieron.


Buenas noches.

No hay comentarios:

Publicar un comentario